Entre sus espaciosas zonas comunes de cuidada y original decoración destacan su LAREIRA (antigua cocina), un singular espacio que invita a la lectura y a la música donde se puede descansar al calor del fuego después de una jornada de vivencias inolvidables. En su característica GALERÍA DE MADERA con vistas a los jardines de “La Buena Ventura”, un paisaje sonoro para que el descanso y las tertulias de nuestros huéspedes sean momentos entrañables. El aroma de sus jardines y el colorido de sus hortensias, gardenias, rosas, camelias blancas… embelesan nuestros sentidos. El TUMBAO es un lugar abierto para el descanso activo del caminante, desde donde percibir el rumor del viento y el frescor de la lluvia. Entre piedra y madera se esconden tiempos pasados de labranza donde se almacenaban el maíz y los cereales.

El Tumbao

El Tumbao

 

En la magnífica finca del Pazo encontramos una pradera cubierta de fresca y brillante hierba, humedecida por el rocío de la mañana. El jardín con sus árboles frutales y árboles centenarios, se respira el amor a través de las flores de sus mirtos. Y cerrando este paisaje, aparece la impresionante mole de la sierra del Faro de exuberante vegetación.
La paz y la serenidad nos invaden por completo observando estas bellas imágenes, y llenos de sana actividad, respirando aire puro lejos de ruidos y ajetreos.

 

La CASITA “HORNO”, es un espacio independiente y distendido, con su propia estufa de leña y un gran horno de pan, donde pasar buenos momentos con amigos jugando al billar, a juegos de mesa, escuchando música,.. y todo ello disfrutando de la hermosa vista a los jardines.