al fondo nuestro hórreo tradicional gallego, donde antiguamente se guardaban los granos y cereales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *