Carmina y Marcos eligieron Pazo As Casas para celebrar una fecha tan especial como su boda. Un encuentro que hicieron muy especial, lleno de tradición y esencia gallega. Un día festivo con sabor y color de la tierra.

… El poeta es jardinero. En sus jardines
corre sutil la brisa
con livianos acordes de violines,
llanto de ruiseñores…

¡Nuestros Jardines son todo un escenario vivo¡

(fotos cedidas por los novios)

 

En el Pazo As Casas te abrimos nuestras puertas a ti, a tus amigos y a tus familiares para que esta Navidad les hagas un regalo entrañable a todos a ellos y a ti mismo.

 

 

Esta Navidad, sumérgete en el encanto del Turismo Rural. 

Al calor de la lumbre en la chimenea podrás juntar a toda la familia y a los amigos para disfrutar de unos cálidos momentos. Una cena entre muros centenarios en un ambiente acogedor, un paseo por los campos silentes, descubrir nuevos paisajes y despertar por la mañana con el canto de los pájaros. Descansar del bullicio y de la ciudad. Huir de los bosques de hormigón y farolas que habitan las ciudades, e ir a los bosques de robles y castaños que rodean el Pazo As Casas.

 

Cocinar al fuego de la leña os evocará aquellos sabores y aromas de nuestras abuelas, los más pequeños y no tan pequeños podrán jugar al billar y compartir charlas y risas en la Casita del Horno.

 

 

 

 

Disfrutarás de la rica gastronomía de la zona y saborear nuestros desayunos caseros, con bizcochos y otros productos ecológicos 100% naturales típicos de la Ribeira Sacra. Los platos que elaboramos son tradicionales y de temporada, teniendo un lugar importante para nosotros los vinos, especialmente los gallegos de la Ribeira Sacra, sin descuidar otras denominaciones de origen.

El Pazo da su bienvenida al refugio de tres cipreses que según la leyenda:  “siglos atrás, cuando viajar era toda una aventura, y encontrar donde comer o alojarse una suerte, si al llegar a una casa, veías que había un ciprés plantado, significaba que podías contar con que te ofrecieran bebida, si dos, bebida y comida y, si tres, bebida, comida y alojamiento para ti y para tu caballería”.

 

En su característica GALERÍA DE MADERA con vistas a los jardines de “La Buena Ventura”,  un paisaje sonoro pensado para que el descanso y las tertulias de nuestros huéspedes sean momentos entrañables.

 

En la restauración del pazo se han conservado y restaurado los antiguos muebles que se encontraban en la casa, posee un estilo clásico y con una decoración que recuerda la esencia de sus orígenes, si bien ofrece una mezcla de estilos que tiene como fin ofrecerle el máximo confort. Como el RINCÓN DEL TUMBAO evoca tiempos pasados de labranza y esfuerzo donde se almacenaba el maíz y los cereales